984 29 18 02 info@redtactica.es

DINÁMICA DE SISTEMAS

¿Qué es y cómo nace la Dinámica de Sistemas?

10 minutos de lectura

30 Abril, 2019 – Táctica Corporativa

HISTORIA DE LA DINÁMICA DE SISTEMAS

“…ha definido la psicohistoria como la rama de las matemáticas que trata sobre las reacciones de conglomeraciones humanas ante determinados estímulos sociales y económicos…”

Quizá hayas leído La Fundación, escrita por Isaac Asimov, una novela futurista donde su primer protagonista, Hari Seldon, es una de las personas más reconocidas de la sociedad por sus conocimientos en el campo de la “psicohistoria”. Para los que no han leído la novela, la psicohistoria es una disciplina ficticia que es capaz de tratar todos los datos generados globalmente, para luego poder predecir patrones de comportamiento (y es así como comienza el primer capítulo de la novela, no habrá más spoiler).

“…Implícita en estas definiciones está la suposición de que el número de humanos es suficientemente grande para un tratamiento estadístico válido…”

Jay Forrester | Fuente: FANDOM

Mucha gente ha reconocido esta disciplina como una predicción del propio Asimov de lo que ahora conocemos como Big Data, aunque parece que la historia parece ser bastante más caprichosa que lo evidente.

En un pequeño pueblo de Estados Unidos nació a principios de siglo Jay Forrester. Si bien este nombre no resulta llamativo, decir que ha sido uno de los creadores de la memoria RAM de los ordenadores puede que ayude a darle un poco más de relevancia.

A Forrester, ingeniero eléctrico de vocación y de estudios, se le planteó en su estancia en el MIT un problema que hasta la fecha nadie había podido resolver: algunas empresas no sabían gestionar el stock de sus propios productos.

Sus almacenes se llenaban y vaciaban sin una explicación clara, arrastrando una serie de contrataciones y despidos cada vez más habituales entre sus trabajadores. Este comportamiento sólo podía ser explicado por el retraso en los canales de información que no permitían mantener una optimización de recursos en el tiempo.

Como ingeniero eléctrico (más bien electrónico, aún en aquella época no se habían distinguido estas dos ramas), Forrester entendió rápidamente el problema como el de una “caja negra”: se toman una serie de decisiones dentro de la empresa (inputs) que van a alterar un conjunto de relaciones complejas (cuyo funcionamiento no se entiende), y que finalmente acaban en un grupo de resultados (outputs) en forma de cantidad de producto, costes de producción, etc.

¿QUÉ ES LA DINÁMICA DE SISTEMAS?

Si eres capaz de crear un sistema matemático que, cuando se le introduzcan ciertos inputs, den como resultado los outputs correspondientes al caso real, habrás modelado un sistema complejo, y podrás deducir su comportamiento frente a posibles cambios en el tiempo.

Si no lo has acabado de entender, el propio Forrester desarrolló su teoría de una manera más comprensible: si entendemos un sistema como un conjunto de variables que están interrelacionadas (dependen unas de otras) como, por ejemplo, la cadena trófica de la sabana africana (el número de leones depende del número de gacelas, que a su vez depende de la cantidad de vegetación, que al mismo tiempo depende de la cantidad de sol/lluvia haya en el año….); este sistema puede ser modelado como un SISTEMA HIDRÁULICO, con su conjunto de depósitos, válvulas y tuberías que son capaces de aumentar, reducir y transportar el flujo de información de un sitio a otro.

Así surgieron los llamados Diagramas de Forrester, una especie de “esquemas” hidráulicos que tratan de reflejar el comportamiento de un sistema como un conjunto, en vez de como una suma de variables.

Puede ser que ahora uno se pregunte: ¿y ahora qué? ¿qué aplicaciones puede tener esto?

Simil Hidrodinámicao | Fuente: Elaboración Propia.

La respuesta es tan sencilla como compleja: las que la imaginación te permita crear. Su metodología, de características tan generalistas, hace que pueda ser aplicado en prácticamente cualquier disciplina, desde dinámicas poblacionales (evolución de ciertas especies u organismos en un ecosistema) hasta decisiones políticas (ejecución de estrategias). Cualquier sistema cuyas variables principales (las que se engloban en los depósitos) tengan una cantidad suficiente de individuos como para considerarlos un conjunto son susceptibles de ser tratadas bajo el paradigma de Dinámica de Sistemas.

La respuesta es tan sencilla como compleja: las que la imaginación te permita crear. Su metodología, de características tan generalistas, hace que pueda ser aplicado en prácticamente cualquier disciplina, desde dinámicas poblacionales (evolución de ciertas especies u organismos en un ecosistema) hasta decisiones políticas (ejecución de estrategias). Cualquier sistema cuyas variables principales (las que se engloban en los depósitos) tengan una cantidad suficiente de individuos como para considerarlos un conjunto son susceptibles de ser tratadas bajo el paradigma de Dinámica de Sistemas.

AUGE DE LA DINÁMICA DE SISTEMAS

LA INFLUENCIA DEL CLUB DE ROMA

Descubriendo el potencial de la nueva herramienta que había creado, Forrester pudo dar a conocer al poco tiempo su primer trabajo, que llamó Industrial Dynamics, en el que ilustraba cómo su metodología de trabajo permitía comprender el funcionamiento interno en las empresas a través de sus políticas.

Pronto Forrester quiso ir más allá y, con su metodología de trabajo ya madura, se dio cuenta de que podría crear modelos que simulasen los complejos comportamientos que existen en entornos sociales. Así fue como el punto álgido de la dinámica de sistemas llegó cuando, en 1972, fue redactado el informe para el Club de Roma, bajo el nombre de “Los límites del crecimiento”. En él, varios expertos en dinámica de sistemas (a la cabeza Donella Meadows, discípula directa de Forrester) consiguieron modelar el comportamiento socioeconómico mundial (¡con únicamente 5 variables!: Población, Inversión de capital, Recursos Naturales, Reinversión hacia la agricultura y Contaminación),

Donella Meadows y su equipo | Fuente: Mindful Balance

y afirmar que si seguíamos actuando como lo hacemos, la Tierra alcanzará un punto crítico antes del año 2100. La crisis del petróleo que sucedió después no hizo más que confirmar las sospechas del informe, y dar fama a la metodología planteada.

World Dynamics Model | Fuente: SD Wise

Tiempo después se han ido actualizando estos resultados con nuevos informes (más allá de los límites del crecimiento, los límites del crecimiento:30 años después y los límites del crecimiento), donde se han publicado resultados adicionales, con datos más recientes, que parecen validar los trabajos que hace 40 años se habían desarrollado.

El sistema creado y desarrollado por Forrester habría predicho un punto de inflexión en el desarrollo del conjunto socioeconómico global, así como en el uso de sus recursos, tal y como Hari Seldon, con la metodología creada y desarrollada por él mismo, predijo los “límites del crecimiento” de la sociedad a la que pertenecía en “La Fundación”. Afortunadamente, y aunque aún existen muchos retos por delante, tanto la sociedad como las Administraciones han dado un paso al frente en los últimos años, concienciados de conseguir un futuro sostenible para las próximas generaciones.

Nunca se supo con certeza si Forrester y Asimov se conocieron en persona, sin embargo, parece ser que antes de alcanzar la mitad del siglo XX, ambos vivieron en la misma ciudad. Asimov publicó el primer libro de la saga hacia 1951, mientras que Forrester desarrollo su primer trabajo de dinámica de sistemas diez años después, en 1961. La decisión de qué fue primero, si el huevo o la gallina, queda a la elección del lector.

DIRECCIÓN

C/ Los Prados 166

33203, Gijón - Asturias

SOMOS

Ingeniería, Consultoría, Conocimiento, Diseño, Marketing, Informática Industrial, Diseño Industrial, Cálculo, Simulación, Análisis, Ensayos, Investigación, Renovables, Publicidad